Como cada 12 de mayo, celebramos el Día Internacional de la Enfermera, una fecha que conmemora  el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada como la precursora de la Enfermería moderna. 

Ahora, dos siglos más tarde y centrados en la pandemia mundial por COVID19 las enfermeras seguimos ahí, a pie de cama. Cuidando. Promoviendo la calidad de vida de los pacientes y haciendo todo lo posible por que se mejoren y vuelvan a sus casas o, en el peor de los casos, intentando paliar el final.

La celebración, promovida por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), se rodea de un contexto especial para las enfermeras y todos los profesionales sanitarios, debido a la pandemia de coronavirus. El lema de este año es ‘Enfermería: Una voz para liderar, una visión de futuro para la atención de salud’. 

La COVID-19 está teniendo consecuencias en la salud de todos los profesionales sanitarios en general y las enfermeras en particular, ya que llevan más de un año sometidas a situaciones de mucha carga laboral, tensión y estrés. Esta rutina,  está provocando síntomas como estrés postraumático, burnout, insomnio, depresión y ansiedad, entre otros. Entre los factores que parecen influir sobre la gravedad de la sintomatología psicológica están edad, ocupación, experiencia, especialización y proximidad a los pacientes con SARS-Cov-2.

PROYECTO IMPRESIONA

Para medir este impacto, hemos puesto en marcha, con la colaboración de la Fundación BBVA, el Proyecto IMPRESIONA: Impacto familiar, personal y profesional de la pandemia por SARS-CoV-2 en los profesionales de la salud en España, que ayudará a conocer cómo y en qué medida la experiencia vivida en la primera ola de la pandemia, entre marzo y junio de 2020, pudo impactar sobre la salud de los profesionales de la salud, con especial atención a su salud mental.

proyecto impresionaEl proyecto IMPRESIONA está aún en su primera fase, la recogida de datos, que finalizará este mes de mayo. Lo están llevando a cabo casi una veintena de instituciones sanitarias de 11 comunidades autónomas, bajo la coordinación de la directora de Investén-isciii, Teresa Moreno. El estudio tiene un reclutamiento previsto de cerca de 800 profesionales sanitarios (enfermeras/os; médicos/as, TCAEs y gerocultoras/es), a los que se hará un seguimiento a los 6 y 12 meses para conocer su evolución respecto al recuerdo e impacto de la experiencia vivida.