En Investén existe consenso en considerar el año 2000 como el de la consolidación de la Unidad. Tras cuatro años de andadura, una resolución de la dirección del Instituto de Salud Carlos III, viene a remodelarla y a fijar su posición como órgano estructural de esa institución. Un avance considerable en términos administrativos, que llevará aparejado un nuevo cambio de denominación: el antes llamado Grupo de Fomento y Apoyo a la Investigación en Enfermería pasa a ser Unidad de Coordinación y Desarrollo de la Investigación en Enfermería, conservando la coletilla que alude a la casa madre: «Investén–isciii».

FUNCIONES UNIDAD

La citada resolución marca las cuatro funciones básicas de la Unidad.

  • Asesorar. Tanto a los profesionales como a las agencias o instituciones públicas o privadas que lo soliciten.
  • Formar. En estrecha relación con las estructuras existentes.
  • Difundir. Recursos, actividades, bases de datos bibliográficas, etc.
  • Coordinar y Desarrollar. Agrupando los proyectos existentes o nuevos en grupos y líneas de investigación, y promocionando el desarrollo de nuevos proyectos en los temas establecidos.

En aras de un óptimo funcionamiento de la Unidad, se establece que los responsables de estas áreas deberán reunirse cada dos meses; el grupo completo cada seis, y se convalida que todos los años se realizará un Encuentro de dos días de duración.

El cambio organizativo debido a la consolidación de la Unidad  implicará igualmente que, por vez primera, la responsable de la Unidad pueda dedicarse a ella con dedicación exclusiva (asistida por tres becarias) y su puesto de trabajo aparezca ya ligado específicamente a esta ocupación.

La Unidad queda formalmente adscrita a la Secretaría Técnica del ISCIII, cuyo director, Manuel Carrasco, ha venido sustentando y apoyando al grupo desde sus orígenes.

logo Investen

No obstante, Investén sigue aún sometida a una cierta debilidad orgánica o estructural que limita el desarrollo de los objetivos señalados. Existen muchos ámbitos de la práctica clínica, las especialidades van cobrando una importancia creciente y pronto quedará de manifiesto que la estructura de doce personas con la que cuenta Investén resulta insuficiente para funcionar.